Hipiclam – Sistema de seguridad para la hípica

Hipiclam

El sistema HIPICLAM garantiza que el jinete no caerá nunca de su caballo, salvo en caso de caída del propio caballo o deslizamiento de la silla, entonces el sistema liberará inmediatamente al jinete.

Fácil instalación

Se fija fácilmente por debajo de la silla inglesa, adaptándose a cada jinete y caballo rapidamente con un simple ajuste.

Más seguridad

Mantiene al jinete fijo a su caballo permitiendo la libertad de movimientos necesaria para practicar la equitación correctamente y de manera natural, sin restricciones. El jinete es liberado inmediatamente si el sistema detecta una caída del caballo o deslizamiento de la silla.

Investigación

5 años de investigación para el desarrollo del sistema unico activo de seguridad para la equitación Hipiclam. 

Esta nueva tecnología ha sido objeto de numerosas pruebas y con todo los tipo de situaciones/condiciones diferentes.

El producto fue lanzado en el mercado después de haber pasado todas las pruebas con éxito.

Recomendaciones

HIPICLAM está especialmente recomendado para:

  • Niño en cualquier momento del aprendizaje
  • Adultos que se inician en la equitación
  • Jinetes avanzados que desean limitar los riesgos
  • Personas con capacidad reducida en cursos de hipoterapia
  • Profesionales en la doma de potros
  • Turismo ecuestre
  • Cualquier persona que desee practica la equitación sin riesgo

Pruebas

El sistema HIPICLAM ha pasado con éxito diferentes pruebas.

  • Sistema Hipiclam de seguridad: Se fabrica con material de gran calidad, lo que le hace altamente fiable, seguro y duradero. Su uso es muy sencillo, se instala y se retira con facilidad y rapidez.
  • Desarrollo y fabricación del producto:Las directrices seguidas están basadas en el confort del jinete y del caballo, así como la práctica natural de la equitación sin que el cinturón represente molestia alguna.
  • Hipiclam, un producto exclusivo para la seguridad en la práctica de la equitación. El sistema de seguridad activa HIPICLAM se fabrica de manera exclusiva y patentada a nivel mundial.

El arnés

El arnés se abrocha a la cintura del jinete y se ajusta a la posición impidiendo que el jinete pueda desplazarse fuera de los “limites” que provocarian un desequilibrio y/o una caida, pero permitiendo la libertad de movimiento necesario para practicar la equitación.

Sobre la parte trasera están los brazos articulados de la estructura gracias a 2 cintas ajustables en longitud. El arnés dispone en los extremos, de 2 mosquetones de acero para abrochar a la al broche frontal como la hebilla de un cinturón.

Broche y sensor

Los componentes están unidos gracias a un cable extensible que transmite los datos y la energia.

  • El sensor: es una cápsula de forma cilíndrica, que contiene en su interior los sensores que determinan la posición, la velocidad y la aceleración del caballo. Dicho tapón está situado en el interior de la estructura, resguardado de golpes y en estrecho contacto con el movimiento del caballo para asegurar una correcta detección de los diferentes parámetros a tomar en cuenta.
  • El broche: en su interior hay un pequeño ordenador que trata los datos enviados por los sensores, los sistemas de apertura y cierre, una serie de elementos mecánicos y las baterias que alimentan el sistema.

La revolución

Los sistemas actuales de seguridad (chaleco protector, airbag, etc …) tienen por objetivo disminuir el impacto del golpe cuando cae el jinete.

Nuestro sistema HIPICLAM tiene por objetivo que el jinete no caiga nunca.

El sistema, gracias a un sensor detecta una eventual caída del caballo o un deslizamiento de la silla y libera inmediatamente al jinete.

Descarga nuestro tríptico para más información